Xtrem Sports Fever

Hacia rutas salvajes

“S.O.S. necesito que me ayuden. Estoy herido, moribundo y demasiado débil para salir de aquí a pie. Estoy completamente solo, no es una broma. Por Dios, le pido que se quede para salvarme, he salido a recoger bayas y volveré esta noche, gracias, Chris McCandless. ¿Agosto?”

Esta es la nota que encontraron enganchada en la entrada de un autobús abandonado en la Senda de la Estampida. Esta ruta da acceso al Parque Nacional del Denali en Alaska. El autobús fue trasladado a ese lugar a principios de los años 60 por una empresa constructora (junto con otros dos que posteriormente fueron retirados) y estaban habilitados como alojamiento para los trabajadores. El 6 de septiembre del año 1992, coincidieron delante de esta nota hasta 6 excursionistas y cazadores y descubrieron que dentro del autobús había el cuervo sin vida y en avanzado estado de descomposición de una persona.

La autopsia no pudo determinar el día de la muerte ni las causas pero, el forense, observó que no había ningún signo de violencia ni fracturas en el cuerpo. Finalmente, dictaminó que la causa más probable de la muerte era la inanición dado que los músculos presentaban una ausencia casi total de grasa subcutánea y el cuerpo pesaba apenas 30kg. La nota estaba firmada por Chris McCandless, pero no se encontró ninguna documentación que confirmara esa identidad. Era un misterio quién era, qué hacía en aquel lugar y, sobretodo, que le había pasado.

¿Quién era Chris McCandless?

Chris era un chico que había crecido en un tranquilo barrio de clase medio alta situado en las afueras de Annandale en Virginia. Hijo de un matrimonio con muchas discusiones y peleas marcó a Chris y le ocasionó una infancia tormentosa.

En mayo del 1990 se graduó en la universidad con buena nota e informó a sus padres que iba a desaparecer por un tiempo. No era extraño que Chris hiciera largos viajes en su viejo coche totalmente solo, sin ninguna compañía. Hacia finales de junio, Chris, envió una nota a sus padres junto con sus notas finales, esta fue las últimas noticias que tuvieron de él. Chris había cargado sus pertenencias en el coche, había donado todo el dinero que le quedaba de la beca recibida para sus estudios, más de 24.000 dólares, a una ONG y se disponía a realizar un viaje que él definiría de épico, un viaje que cambiaría toda su vida. Para dejar patente la ruptura con su mundo anterior, Chris, decidió cambiar, incluso, de nombre y, a partir de ese momento, pasó a hacerse llamar Alexander Supertramp, Álex.

Chris era un idealista y despreciaba el materialismo de la sociedad norteamericana que él percibía como vacío y sin sentido. Sus referentes eran las obras de Jack London, León Tolstoi y Henry David Thoreau y soñaba con abandonar la sociedad para vivir una vida de contemplación y de búsqueda de sí mismo.

¿Qué hacía Chris en la Senda de la Estampida?

Àlex, Chris, recorrió Arizona, California y Dakota del Sur donde intercalaba periodos trabajando y conviviendo con otras personas con periodos de absoluta soledad, sin dinero y teniendo que buscarse la vida para conseguir alimento por sus propios medios, Llegando a vivir algunas experiencias realmente peligrosas. El se sentía orgulloso y feliz de superar esos momentos con los mínimos recursos.

Su sueño era vivir una gran aventura en Alaska. Consiguiendo el alimento de lo que ofreciera la tierra y experimentando el reto de sobrevivir en la naturaleza más salvaje de forma autosuficiente.

En abril de 1992 viajó en autostop hasta Fairbanks, Alaska, con la intención de adentrarse en el Parque Nacional del Denali a vivir su gran experiencia. Àlex contaba con un reducido equipo de acampada, una bolsa de arroz, un rifle con municiones, un libro sobre plantas y varios libros más. Cuando encontró el autobús decidió quedarse en él. Allí sobrevivió durante 4 meses aproximadamente alimentándose de bayas y pequeños animales que consiguió cazar. También logró cazar un alce, pero no fué capaz de mantener en buen estado la carne pese a seguir las recomendaciones que le habían dado unos cazadores cuando estuvo en Dakota del Sur. En junio decidió volver, pero encontró que el río Teklanika estaba demasiado crecido debido al deshielo y le impedía el paso.

¿Qué pasó en el autobús de la línea 142?

Es difícil saber con certeza qué ocurrió para que Álex acabara muriendo de hambre en pleno verano y a escasas 20 millas de la civilización. Jon Krakauer, el biógrafo, apuntaba a un posible envenenamiento por alguna semilla que había ingerido pero la autopsia no reveló que hubiera ninguna sustancia tóxica en el cuerpo del muchacho. Posteriormente, se apuntó a la posibilidad que las semillas estuvieran contaminadas por un aminoácido tóxico. Este sería relativamente inofensivo para una persona con una dieta normal y regular, pero para una persona con desnutrición aguda seria mortal.

La polémica

La polémica está servida. Un gran número de personas consideran a Chris una héroe, un idealista, que renunció al mundo materialista y a una sociedad que no le gustaba para vivir su sueño de libertad en la naturaleza más pura y salvaje. Muchas jóvenes llegan cada año al autobús de la Senda de la Estampida como si de un lugar de peregrinación se tratara. Algunos, intentando emular la aventura del muchacho otros, simplemente, para hacer turismo.

Para otros, Chris, era tan solo un necio y un irresponsable. Se empecinó en vivir una aventura para la que no tenía los conocimientos ni la preparación necesarias. Tampoco llevaba el equipo adecuada, ni siquiera disponía de un mapa de la zona, ni los suficientes suministros para alimentarse. Critican que cada año lleguen jóvenes para intentar emular la vida “romántica” del chico, poniendo en peligro su propia vida y la de los posibles rescatadores, en caso de ser necesario.

Y tu, ¿cual es tu opinión?

¿Quién es Jon Krakauer?

Jon Krakauer es un reconocido periodista, escritor y alpinista estadounidense. En 1996 publicó el best seller Hacia rutas salvajes donde narra la historia de Christopher McCandless. Ese mismo año, formó parte de una de las cuatro expediciones que intentaban el ascenso al Monte Everest. Estaba como corresponsal de la revista Outside para escribir un reportaje sobre las expediciones comerciales. La campaña se saldó con múltiples víctimas mortales al ser sorprendidos por una tormenta. De esta experiencia escribió el libro Mal de altura donde narra su versión de los hechos ocurridos. Camino a la cima: muerte en el Everest es la adaptación cinematográfica de ese libro. Los libros de Krakauer no dejan indiferente a nadie y son causa de múltiples polémicas.

La camiseta inspirada por esta historia

Si quieres comprar la camiseta que me ha inspirado esta historia, clica sobre la foto y podrás ver las diferentes versiones de la misma.

Extras

Si te ha emocionado la aventura del joven Chris McCandless, puedes comprar el libro, escrito por Jon Krakauer, o su adaptación cinematográfica, dirigida y guionizada por Sean Penn, para profundizar más sobre el viaje vital y las circunstancias en que se produjo tan repentino y fatal desenlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *